Demandan en Morelia castigar al feminicida de Jessica Villaseñor

Morelia, Mich., Familiares y amigos de la educadora Jessica Villaseñor, de 21 años de edad, asesinada el 21 de septiembre de 2020 en la capital michoacana, exigieron justicia y que se castigue al presunto autor del feminicidio, Diego Urik Melgoza (novio de la víctima), luego de que este domingo se venció el primer plazo para llevar a cabo la audiencia de control.

Ayer, frente al palacio de gobierno del estado y en las inmediaciones de la fuente Las Tarascas, colgaron una manta de más de cinco metros de largo con la imagen de Jessica, que dice: “Mi familia no perdona, mis amigas no perdonan; Morelia, no me olvides” y colocaron al menos 250 pares de zapatos de mujer.

Los manifestantes demandan a las autoridades penales que se castigue al presunto asesino; no obstante, la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitará este día dos meses más para fortalecer la investigación.

Han transcurrido cuatro meses desde que se integró la causa 1404/20 para que el Poder Judicial de Michoacán lleve a cabo la audiencia intermedia; sin embargo, la FGE tiene el derecho de ampliar el plazo dos meses más para presentar pruebas y argumentos en contra del acusado.

Cristo Villaseñor, hermano de Jessica, declaró que su familia entiende que la FGE haya aplazado la audiencia. “Tal vez ayude a establecer una carpeta de investigación completamente sólida que en su momento sea de utilidad para el juez”.

Dijo que está consciente de que Diego Urik Melgoza es un joven cuya familia está ligada a la política; por eso todos los días se presentan en la fiscalía para constatar que las investigaciones sean consistentes y no dejar cabos sueltos o que se omita alguna prueba. Reconoció el papel que han jugado los medios de información, así que, confió, no será sencillo que se cometa una ilegalidad y se deje libre al asesino de su hermana.

Jessica desapareció el 21 de septiembre, horas después de haber salido de su domicilio, en la capital del estado. Cuatro días más tarde fue hallada muerta en la zona boscosa de la tenencia de Jesús del Monte, en Morelia. La necropsia reveló que recibió un fuerte golpe en la cabeza.

En los últimos cinco años, en Mchoacán han sido asesinadas 770 mujeres. La cifra ha ido en aumento: en 2019 fueron 119 y en 2020 se elevó a 220.

De enero a mediados de diciembre pasado se activaron en la entidad 192 alertas Alba para búsqueda de mujeres desaparecidas; 99 fueron halladas con vida y 13 muertas; es decir, aún se ignora el paradero de 80, según datos oficiales.