En México se están perdiendo las oportunidades de recuperación verde poscovid

Una herramienta en línea creada por la Universidad de Oxford, el Programa de las Naciones para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), muestra datos en tiempo real de 33 países de América Latina y El Caribe, incluido México, que revelan que la región está muy rezagada con respecto al resto del mundo en el gasto ambientalmente sostenible posterior al covid-19.

De acuerdo con las cifras que se pueden consultar en la plataforma recuperacionverde.com, a nivel regional se invirtió 0.5 por ciento del gasto total y 2.2 por ciento del gasto de recuperación a largo plazo en políticas públicas amigables con el ambiente, frente a 2.8 por ciento y 19.2 por ciento de los recursos que se asignaron a nivel global.

De América Latina y El Caribe sólo cinco países hicieron un esfuerzo presupuestal pospandemia: Chile (14.9 por ciento), San Cristóbal y Nieves (13.3 por ciento), Santa Lucía (11.3 por ciento), Bolivia (10,5 por ciento) y Brasil (9.26 por ciento).

En la llamada reactivación verde, México aparece como país donde se están perdiendo las oportunidades, ya que por ejemplo, se gastaron dos mil 490 millones de dólares en infraestructura de energía fósil tradicional y tres mil 270 millones de dólares en buscar reducir los precios de combustibles fósiles.

En este sentido, nuestro país sale con muy baja puntuación con respecto a los demás países de América Latina y El Caribe debido al impacto negativo de estas decisiones en emisiones de gases de efecto invernadero a corto y largo plazo, contaminación atmosférica, capital natural, calidad de vida y desigualdad.

La herramienta que analiza mil 100 políticas, muestra que aproximadamente 77 por ciento del presupuesto total de la región para a recuperación, equivalente a 318 mil millones de dólares, se asignó a medidas de rescate para abordar amenazas a corto plazo y salvar vidas, mientras que sólo 16.1 por ciento se ha dirigido a planes de recuperación a largo plazo para revitalizar la economía.

En promedio, la región asignó 490 dólares per cápita para la recuperación de la pandemia, mientras que en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, la cifra es de 650 dólares y, en las economías avanzadas de 12 mil 700 dólares por persona.

La región ha sido fuertemente afectada por la pandemia de covid-19. Hogar de 8% de la población mundial, concentra alrededor de 29% de las muertes registradas por la pandemia, y se estima que tuvo una contracción del PIB de 7% en 2020.

Piedad Martin, directora regional interina del PNUMA para América Latina y el Caribe, señaló que los países deben seguir adelante con la transición hacia economías más sostenibles e inclusivas, alineando sus prioridades de desarrollo con la recuperación verde.