Regreso a clases presenciales: entusiasmo, llanto y «un poco de temor»

La mañana de este lunes se concretó el regreso a clases presenciales luego de 18 meses de ausencia por la pandemia de COVID-19.

Los menores -sin uniforme la mayoría- llegaron en compañía de sus padres a las escuelas, algunos alegres y con entusiasmo; otros con sueño y «un poco de temor». Todos siguiendo las medidas sanitarias: con cubrebocas y varios con caretas protectoras.

«¡Tengo miedo, mamá!», gritó un niño que salió corriendo en búsqueda de su madre, atrás de él salió una maestra y el director, quienes le explicaron que no pasaría nada, que la escuela era un lugar seguro. La señora abrazó a su hijo, respaldó las palabras de los docentes y estos se llevaron al menor que reingresó al plantel llorando.

Estricto protocolo de seguridad

En la puerta del colegio les tomaron la temperatura; “una vueltecita”, les pedían los maestros encargados de rociarlos con una solución desinfectante, mientras los padres observaban a lo lejos como les daban «un segundo baño» en el proceso de ingreso. 

“¡A las 12 nos vemos papis!”, gritó el director al momento de cerrar la puerta de la primaria estado de Puebla en la alcaldía Venustiano Carranza, a la que sólo 72 alumnos ingresaron al plantel.

¿Qué día acudirán a clases?

Lunes y miércoles estarán tomando clases de manera presencial los estudiantes con inicial del apellido paterno de la “A” a la “M”; martes y jueves alumnos de la “N” a la “Z” y los viernes se alternarán cada bloque de los ya mencionados.