Autos chocolates, esparcidos en estados

Los autos importados usados al país no se quedan en la frontera, sino que se internan en otros estados e, incluso, su colocación creció más en estas entidades, aseguró un informe de la Administración General de Aduanas recabado por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El documento apuntó que en estos primeros ocho meses, los vehículos usados que se dirigieron al interior del país crecieron 56.9 por ciento, respecto al mismo periodo de 2020.

En tanto, el registro detalló que cuando estos coches se dirigieron a alguna región en la frontera, el incremento fue de 23.3 por ciento.

De manera general, la importación de vehículos usados aumentó 35.7 por ciento de enero a agosto de 2021, respecto al mismo lapso de 2020, según el informe de la AMIA.

Esta situación se incrementó en julio y agosto, luego de que a finales de junio de 2021 el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara que iba a firmar un decreto para poder regular los autos importados usados.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), expresó que una vez que se hizo ese decreto se observó un incremento en la importación de estas unidades, pues las personas ya sabían que se iban a regularizar sus unidades.

Sólo en agosto de 2021, la importación de estos autos, también conocidos como chocolate, crecieron 84 por ciento. El jefe del Ejecutivo firmó el decreto hace 10 días.

Guido Vildozo, socio director del sector automotriz de la agencia IHS Markit, dijo a El Heraldo de México, que esta firma de decreto conforma una decisión que habrá que seguir de cerca, por el impacto que representa.

“Sobre todo por el impacto que tiene en valores residuales de vehículos y la posible degradación del segmento de subcompactos, de los cuales una parte importante de volumen es producida en México”, puntualizó Vildozo.