GN: se disparó a vehículo con migrantes; fue legítima defensa

Ciudad de México. Efectivos de la Guardia Nacional (GN) abrieron fuego contra una camioneta en la que viajaban 12 migrantes, causando la muerte de uno de ellos, de nacionalidad cubana, y lesionando a cuatro más.

Los hechos fueron denunciados en principio por activistas y confirmados la tarde de ayer por la GN, que argumentó que sus agentes accionaron las armas debido a que el conductor del vehículo “intentó embestirlos”. La corporación agregó que fueron puestos a disposición de autoridades ministeriales.

Este episodio se suscitó la madrugada del domingo en el municipio de Pijijiapan, Chiapas.

En un comunicado, la Fiscalía General del estado informó que abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado contra quien o quienes resulten responsables por la muerte del migrante cubano, identificado como Cristóbal N.

De acuerdo con fuentes federales consultadas, en la camioneta viajaban 13 personas: ocho ciudadanos de Cuba, tres de Ghana y uno de Brasil –todos habrían entrado al país de manera irregular–, además del conductor del vehículo. Los lesionados fueron trasladados a un hospital de la zona.

En Chiapas, los activistas Irineo Mujica y Luis García Villagrán, directores de Pueblo sin Fronteras y del Centro de Dignificación Humana, respectivamente, y quienes encabezan la caravana migrante, aseguraron que los extranjeros atacados formaban parte de la caminata. Agregaron que se habrían separado del contingente mientras estaba en Mapastepec y pidieron “aventón” para adelantarse.

Tarjeta informativa

En una “tarjeta informativa”, la GN detalló que el 31 de octubre personal de la Coordinación Regional “Chiapas 11” reportó que tres vehículos realizaron maniobras para evadir el puesto de seguridad ciudadana “Huixtla”, por lo que se implementaron patrullajes para ubicarlos.

“En un camino de terracería que conduce al ejido Echegaray el personal de la Guardia Nacional se encontró de frente con una camioneta pick up, a cuyo conductor se le marcó el alto por medio de señales audibles y visibles para efectuar una revisión preventiva. Contrario a las instrucciones, el operador intentó embestir a los elementos, acelerando la marcha. Ante esa respuesta y al ver en riesgo inminente su integridad, (los uniformados) accionaron sus armas, logrando la detención del vehículo 50 metros adelante”, señaló.

Dentro de la camioneta había cuatro lesionados y una persona sin vida. El resto intentó huir, pero fueron detenidos. A nueve migrantes –añadió– se les canalizó al Instituto Nacional de Migración y el conductor quedó a disposición de la Fiscalía General de la República.

La corporación federal afirmó que los efectivos involucrados, su armamento y equipo quedaron a disposición de las autoridades ministeriales para el esclarecimiento de los hechos. Y la fiscalía del estado informó que dentro de la camioneta se encontraron un arma de fuego larga y un cargador, también asegurados.

“El tema no es si venían o no en la caravana, sino que hay un muerto. Si venían o no con polleros es lo de menos”, puntualizó García Villagrán.

Mujica puso en duda la versión de la GN. “Les marcaron el alto, no se detuvieron y los agarraron a balazos. Es una falta administrativa, no hay razón (para abrir fuego)”.