Catástrofes naturales costaron 105 mmdd a aseguradoras durante 2021

El huracán Ida y una tormenta invernal que trajo temperaturas bajo cero a Texas, Estados Unidos, hicieron de 2021 uno de los años más costosos registrados para las aseguradoras, dijo ayer Swiss Re.

Los costos se elevaron a unos 250 mil millones de dólares, según una primera estimación publicada por el asegurador Swiss Re, lo que supone un alza de 24% respecto a 2020.

También advirtió sobre costos mayores en los próximos años a medida que las poblaciones y la industria se enfrentan a la perspectiva de un aumento de los eventos climáticos severos en medio del cambio climático.

Las pérdidas aseguradas por catástrofes naturales ascendieron a 105 mil millones de dólares este año, el cuarto más alto desde que la reaseguradora Swiss Re comenzó a llevar registros, en 1970.

«Es probable que las pérdidas por catástrofes naturales sigan creciendo más que el PIB mundial debido al aumento de la riqueza, la urbanización y el cambio climático», señaló Swiss Re en su recuento anual, refiriéndose al Producto Interno Bruto.

Más de 10 mil personas murieron o siguen desaparecidas como resultado de los desastres naturales este año, según Swiss Re.

El huracán Ida, que dejó daños desde Nueva Orleans hasta Nueva York, generó pérdidas aseguradas de entre 30 mil y 32 mil millones de dólares. La tormenta invernal Uri, que afectó sobre todo a Texas, provocó efectos por valor de 15 mmdd.

CAR