Gobiernos se alistan para tsunami de contagios por COVID-19

Ante un inminente tsunami de contagios en el mundo por COVID-19, debido a las variantes Ómicron Delta, los gobiernos se adelantan a tomar medidas y hacer recomendaciones para las fiestas de fin de año, tratando no afectar demasiado a la ya golpeada economía.

María van Kerkhove, jefa técnica de la OMS, alertó en una entrevista con el diario El país, de una muy fuerte oleada por la influencia de ambas variantes, por lo que «la vacunación por sí sola no es suficiente».

En tanto, el jefe del organismo Tedros Adhanom Ghebreyesus apuntó ayer que Ómicron se expande a un ritmo «que no habíamos visto en ninguna de las cepas anteriores».

En este contexto, Europa ya se adelantó a tomar previsiones, Reino Unido anunció el regreso del home office y del pase sanitario en lugares de ocio, además, volvió la mascarilla obligatoria en espacios cerrados.

En España no se prevén fuertes restricciones, pero el gobierno llamó a vacunarse, por lo que está por iniciar la inmunización a niños mayores de 5 años para ampliar el porcentaje de población protegida; también se pidió usar cubrebocas y comportarse con «responsabilidad absoluta».

El Ministerio de Sanidad español recomendó limitar el número de personas en las reuniones, así como priorizar la ventilación.

En tanto, el nuevo gobierno alemán llamó a no hacer viajes en esta temporada, y pasar los festejos en «grupos pequeños».

Bélgica prohibió las fiestas privadas en interiores y pidió a su población limitar sus encuentros sociales; en los restaurantes no puede haber más de seis personas por mesa.

Mientras, en Dinamarca solicitaron a las empresas cancelar los eventos de fin de año corporativos; también adelantaron las vacaciones navideñas para los escolares.

Para evitar un confinamiento, el gobierno francés cerró discotecas por un mes y pidió no asistir a reuniones previas a las fiestas; además pidieron priorizar el teletrabajo.

Roma, Italia, ordenó el uso del cubrebocas en las avenidas más concurridas para las compras de Navidad. También se ampliarán las reglas para los no vacunados, quienes no pueden ir a eventos masivos como conciertos, encuentros deportivos, teatro y discotecas.

En Italia se aplica un «súper pasaporte sanitario», a él tienen acceso las personas que recientemente superaron la enfermedad y dan la entrada libre a todos los espacios.

En la ciudad de Nueva York, donde 34 mil personas han fallecido por coronavirus, las autoridades apuestan por presionar la vacunación, no es posible ingresar a cines, teatros o restaurantes sin estar inmunizado.

La OMS recomienda celebrar en casa, con las personas con las que usualmente se convive y para evitar las conglomeraciones en los traslados y las procesiones religiosas.