PRI plantea prisión preventiva oficiosa para feminicidio en grado consumado o de tentativa

Para feminicidio en grado consumado o de tentativa, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) plantea prisión preventiva oficiosa .

La fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados planteó reformas al artículo 19 de la Constitución Política, para que el Ministerio Público pueda solicitar al juez la prisión preventiva en casos de feminicidio en grado consumado o de tentativa.

Actualmente el artículo 19 de la Carta Magna señala que se ordenará la prisión preventiva oficiosamente, en diferentes delitos, entre ellos el feminicidio, y la propuesta es agregar la frase “en grado consumado o de tentativa” para estos casos.

La legisladora Melissa Estefanía Vargas Camacho señaló la importancia de que los casos de tentativa de feminicidio se clasifiquen como tal, a fin de que se pueda imponer esa medida al agresor y proteger a las víctimas de un ataque posterior.

Dijo que es necesario dotar de certidumbre a las autoridades, para evitar la discrecionalidad o interpretación que dé lugar a ser opcional la prisión preventiva.

Indicó que falta claridad en las leyes, no hay unificación en conceptos jurídicos ni una correcta aplicación, lo cual forma vacíos legales que impiden que los casos de extrema violencia contra mujeres sean juzgados como un feminicidio en grado de tentativa.

Por ello, comentó que con su iniciativa se busca eliminar esos vacíos legales existentes actualmente desde la Constitución y que, de manera urgente y necesaria, se ordene la prisión preventiva oficiosa para la tentativa de feminicidio, cuando se observa el dolo y el riesgo para la vida de las mujeres.

Subrayó que, al no tener el marco legal constitucional alineado y con vacíos legales los agresores promueven amparos, reclamando que se impusiera prisión automática por una tentativa, y no por un hecho consumado.

Vargas Camacho señaló que en muchos casos el agresor atenta contra la vida de la mujer varias veces sin éxito, y a pesar de existir las denuncias, debido al alto grado de impunidad sigue en libertad con la posibilidad de continuar intentando el feminicidio hasta lograrlo, ante la indefensión de la víctima, lo cual se puede evitar con la medida que se pretende.

“La ley es condescendiente con el victimario, y en muchos casos, al paso del tiempo, la escena de violencia de género se repite, ahora sí, con la muerte de la mujer”.

Refierió que, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y noviembre de 2021 fueron asesinadas tres mil 462 mujeres en México, un promedio de 10 al día; de ese total, dos mil 540 fueron víctimas de homicidio doloso y 922 de feminicidio.

Además, delitos de violación, trata de personas u homicidio se agravaron por el aumento de la violencia generalizada, los recortes a los presupuestos de igualdad, políticas de género débiles y el aumento de las agresiones durante la pandemia.

Finalmente, destacó que en los últimos ocho años las fiscalías del país, en promedio abrieron 595 investigaciones diarias por golpes, quemaduras, estrangulamientos, lesiones con armas blancas o de fuego contra mujeres, y sólo 781 fueron por feminicidio en grado de tentativa.