En Mexicali, la mitad de rutas de camiones no operan

El IMOS pide paciencia mientras que en algunas zonas los ciudadanos siguen esperando el servicio

A pesar de que las actividades económicas y sociales se han restablecido en un 100% con el semáforo de riesgo epidemiológico en verde, la mitad de las rutas del transporte público en Mexicali siguen sin operar argumentando ante las autoridades la falta de usuarios.

En la zona de Santorales dejaron de pasar tres rutas y ahora los residentes tienen como opción caminar hasta la ampliación Lázaro Cárdenas para abordar el Eje o pagar taxi libre aunque eso representa un gasto mayor.

En la colonia Hidalgo tampoco hay camiones.

Jorge Alberto Gutérrez Topete, director del Instituto de Movilidad Sustentable (Imos), reconoció que son alrededor de 20 las rutas que siguen fuera de funcionamiento y con las pocas que sí operan han tenido que fusionar trayectos o aceptar que operen únicamente durante las horas pico.

“No es tan fácil en este momento agregar unidades, primero, porque no hay muchas, no hay inventarios con los distribuidores y, segundo, no hay chóferes, muchos cambiaron de giro o se fueron al transporte de personal”.
SIN SANCIONES
El Imos no ha aplicado ninguna sanción a los concesionarios que dejaron de brindar el servicio y el titular de la dependencia considera poco efectiva esa medida en este momento cuando es muy limitado el número de camiones funcionando.

El uso del transporte público se redujo 90% durante la pandemia, según los concesionarios.

“Los mismos concesionarios están presentando alternativas de fusiones que nos van a permitir ya no tener la concentración de unidades en los corredores principales, como lo vemos, sino que estamos tratando de extender las rutas hacia los extremos o la periferia”.

Gutérrez Topete aseguró que todo el transporte público debe amoldarse a nueva dinámicas de movilidad y es cuestión de tiempo para que se restablezca el servicio.

“Estamos activando (las rutas) que urgen más, donde hay más demanda; nos sirven mucho las solicitudes y observaciones de los ciudadanos para entender desde esta nueva realidad las demandas específicas; entonces sí es paulatino el regreso”.

Mientras que el Imos y los concesionarios del transporte acuerdan su nueva dinámica para trabajar, los residentes de colonias como Santo Niño y Valle de las Misiones deben resolver la forma en que se movilizan ante la falta de camiones.