2021, el año en que murieron más inmigrantes intentando cruzar a Estados Unidos

El mayor riesgo es que los migrantes caigan en manos de organizaciones criminales, dijo el miembro de la Academia Mexicana de Derechos Humanos

Tijuana.- Durante 2021 murieron 555 personas intentando cruzar a Estados Unidos, la cifra más alta de la historia, indicó José Luis Pérez Canchola, miembro de la Academia Mexicana de Derechos Humanos.

“Esos son los registros de la Patrulla Fronteriza, aparte están todos los demás que no llegan a sus manos (…) Mucha de esta gente está en los comentarios de los Estados Unidos, por ley deben guardar una muestra del cuerpo, estamos hablando de mil 500 acumulados de cerca de ocho mil desde que empezó la Operación Guardián (1994)”, detalló.

Pérez Canchola señaló que diariamente circulan autobuses en el territorio nacional transportando migrantes como el encontrado en San Antonio Texas que tenía en su interior a 53 personas sin vida.

“Esto se explica también por la corrupción policiaca que permite y está de acuerdo con que este fenómeno exista. Pero el mayor riesgo es que los migrantes caigan en manos de organizaciones criminales que van más allá del tráfico de personas y están ligadas al narcotráfico”, explicó.

Los migrantes corren el riesgo de estar en contacto con grupos que se dedican al tráfico de personas, y poco a poco esto se ha relacionado con el tráfico de drogas, incluso hay organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas que cobran piso por el tránsito de migrantes, señaló el miembro de la Academia Mexicana de Derechos Humanos.

“Lo que pasó en Texas es un reflejo de esto (…) La petición que hicimos desde que iniciaron las caravanas migrantes es el otorgamiento de visas humanitarias en automático en la frontera sur con libertad de tránsito y derecho temporal de trabajo, esto les quita negocio a las organizaciones criminales”, mencionó.

El hecho ocurrido en Texas, finalizó Pérez Canchola, llama la atención por el número de personas fallecidas, sin embargo, esto es recurrente, pues frecuentemente son encontrados cuerpos en el Río Bravo, en los desiertos los migrantes mueren por golpes de calor y en las montañas es común la muerte por picaduras de víboras de cascabel.