La inseguridad en Baja California está desbordada

Aumentan asesinatos de mujeres, secuestro y robo de vehículos, según datos del CCSPBC

Tijuana.- El gobierno de Baja California debe reconocer la gravedad que se vive en materia de inseguridad y convocar de manera urgente a una mesa de trabajo con la participación de todos los sectores, señaló Roberto Quijano Sosa, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública estatal.

“La prioridad para el gobierno del estado debe de ser la atención en la seguridad. Más allá del discurso, más allá de las redes sociales”, manifestó durante una conferencia de prensa en la que presentó datos sobre la incidencia delictiva.

Estamos buscando una reunión urgente con la gobernadora porque el tema de la seguridad “está totalmente desbordado”, declaró.

Informó que en estos seis meses de la administración de Marina del Pilar Ávila Olmeda, solo en una ocasión el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California ha sido invitado a participar en las mesas de seguridad.

Apuntó que es necesario fortalecer las instituciones de seguridad pública que fueron abandonadas en los últimos ocho años para que tanto la Fiscalía General del Estado (FGE), como la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Baja California (SSCBC), cuenten con el presupuesto, personal y las herramientas para desarrollar su trabajo.

En cuanto a las estadísticas, Quijano Sosa dijo que los últimos seis meses, en comparación con en el mismo periodo del año anterior, aumentó un 85.7% el asesinato a mujeres y los crímenes no son considerados como femicidios aunque lo marca la ley, que el secuestro creció un 60% y el robo de vehículo 17.7%.

Consideró además como un dato “terrible” que el porcentaje de impunidad en México supere el 90% porque eso significa que nueve de cada 10 delitos no son castigados.

En materia de percepción de inseguridad, añadió, la ciudadanía no ve una coordinación entre los tres órdenes de gobierno y se desconoce cuál es el contexto de la presencia de la Guardia Nacional, además de que su presencia ha sido insuficiente.

Lamentó los últimos hechos violentos del fin de semana en municipios como Playas de Rosarito y Ensenada, particularmente este último en el que un grupo de turistas estadounidenses sufrió un accidente en la carretera, a la altura del ejido El Porvenir, cuando la unidad en la que viajaban fue alcanzada por disparos de arma y el conductor perdió el control, resultando dos personas muertas y tres lesionadas.

“Estos hechos pueden no sólo afectar a turistas, sino también a gente inocente”, puntualizó.